Picadura de alacrán – Sintomas y Remedios

Los escorpiones son una especie de arácnidos, de la misma familia de las arañas. Pueden picar con el aguijón que tienen en la punta de la cola, la cual puede desplazarse hasta la parte de arriba de la cabeza con un rapidez impresionante si sienten que deben atacar.

Contrario a lo que pueda creerse, no todos los escorpiones son peligros o letales. De hecho, hay miles de clases de alacranes y solo un aproximado de 30 o un poco más, pueden considerarse peligrosas para el ser humano. Adicional a eso, ellos pueden controlar la cantidad de veneno que dejan salir, dependiendo del nivel de amenaza que ellos perciban, por lo que muchas picadas pueden carecer de veneno.

Síntomas asociados a las picaduras de escorpiones o alacranes

Por lo general, las picaduras de escorpiones no pasan del dolor y una sensación de calor en la zona afectada. Pero, si los síntomas persisten o se ven agravados, lo más recomendable es asistir a una unidad médica para recibir tratamiento especializado, sobre todo si se trata de niños y ancianos.

El tratamiento para síntomas agravados va desde el reposo hasta tratamiento intravenoso para controlar los efectos del veneno de alacrán tales como la presión arterial elevada o el dolor. Además, es posible que se le receten sedantes a la persona afectada para controlar espasmos musculares.

No es recomendable ingerir remedios caseros porque eso podría entorpecer la acción del suero contra el veneno de alacrán. Lo ideal, mientras se busca la atención especializada, es lavar bien la zona afectada con agua y jabón para evitar posibles infecciones adicionales.

Por otra parte, tratar de mantener la calma y aplicar hielo o compresas frías en intervalos, puede evitar la propagación del veneno. Es importante que el afectado no consuma alimentos ni bebidas antes de ser examinado por un especialista porque podría producirse hinchazón en la garganta.

Si se experimenta mucho dolor se pueden usar analgésicos para calmarlo mientras espera ser atendido por un médico, pero no deben usarse narcóticos debido a que una de las posibles consecuencias es la asfixia.

Aunque hay varias formas de tratar de contrarrestar las picaduras de los escorpiones, no hay mejor forma de hacerlo que previniendo, así que siempre es bueno seguir recomendaciones básicas para prevenir estos encuentros desagradables.

Algunas recomendaciones básicas para aplicar en casa

  • La higiene del hogar y de los alrededores es fundamental para evitar el contacto con estos pequeños seres. Es importante evitar almacenar escombros, maderas y otro tipo de desechos debido a que los alacranes se esconden en ellos.
  • Mantener el hogar libre de grietas en las paredes también es una buena forma de mantener la casa libre de alacranes debido a que ellos tienden a vivir o esconderse en ese tipo de lugares.
  • Tapar los desagües es también una práctica muy recomendable para evitar que los escorpiones lleguen a la casa.
  • Se debe tener en cuenta que la ubicación es importante como factor de riesgo. Hay lugares como México, el desierto de Arizona, India, Sudamérica, entre otros, donde los escorpiones habitan. Son criaturas muy adaptables, por lo que en lugares fríos también podrían encontrarse aunque es poco probable. Es por esto que si vamos a viajar, debemos tener en cuenta estas ubicaciones y prevenir que entren en los equipajes para no llevarlos a casa.
  • Si ya se han encontrado alacranes en la casa, es importante mantener aún más el orden y la limpieza. Revisar y sacudir la cama antes de acostarse; evitar los cúmulos de ropa regados; sacudir la ropa antes de usarla; revisar los zapatos antes de ponérselos; observar el piso de la ducha antes de bañarse.

Leave a Reply